Cosmetocritico

cosmética para dummies

Mes: diciembre 2019

BAKUCHIOL VS RETINOL

¿Hacen lo mismo?

BAKUCHIOL, ANOTHER DAY ANOTHER DRAMA

Estamos viendo últimamente Bakuchiol por todas partes como alternativa a el retinol y los retinoides, pero ¿realmente hacen lo mismo?. Cada vez va surgiendo más evidencia sobre los posibles beneficios del Bakuchiol (sobre todo in vitro), pero ni de lejos se puede comparar con toda la evidencia científica que tiene el retinol y el ácido retinoico(en lo que queremos que se convierta el retinol).

¿QUÉ ES EL BAKUCHIOL?

Nos pensamos que hemos descubierto el Oro de Moscú pero en realidad el Bakuchiol (conocido también como Sytenol A que es el nombre que le da el fabricante al activo) se decubrió allá por los 70 y ahora se le está dando un maravilloso bombo ( y lo que nos queda). Es un meroterpeno obtenido de la planta Psoralea Corylifolia. Los mereoterpenos son metabolitos de las plantas y que si has tenido que estudiar Farmacognosia recordarás que son los culpables (o no tanto) de que te vayas por la pata abajo cuando te tomas una infusión de Sen.

¿FUNCIONA IGUAL QUE LOS RETINOIDES

Como podeís ver en la imágen la similitud estructural con el ácido retinoíco es escasa, tenéis que pensar que el retinoico en este caso es como una llave, las llaves se meten en las proteínas (cerraduras) y necesitan encajar a la perfección (en algunos puntos clave) para que esa proteína se active y pase lo que tenga que pasar. Todos sabemos que muchas veces aunque tengamos una copia del cerrajero prácticamente exacta no funciona igual de bien o directamente no funciona.

El ácido retinoico es el metabolito (en lo que nuestro cuerpo transforma) del retinol, que estimula la expresión de ciertos genes por unión directa a los receptores de ácido retinoico.

RECEPTORES DE ÁCIDO RETINOICO

Vamos a hacer esto sencillito, los efectos que podemos observar del ácido retinoico (llave) se realizan mediante la interacción con los RAR (cerraduras) llamados receptores de ácido retinoico. Los RAR presentan 3 isotipos alfa, beta y gamma, los isotipos son muy parecidos entre si pero pueden variar en sus funciones cuando se activan.

En nuestra piel el isotipo más abundante es el gamma. Pues bien este receptor tiene una zona a la que le gusta el agua (pido perdón a mi profesora de química farmacéutica) a la que se une la parte del ácido retinóico a la que le gusta el agua, y lo mismo con la zona a la que no le gusta (os dejo una imagen que lo hace más sencillo). Todo esto es mucho mas complejo y tiene que ver con los residuos de los aminoácidos presentes en la proteína pero por simplificar.

El bakuchiol por el contrario, posee la parte a la que le gusta el agua en el otro extremo por lo que su unión y activación de los RAR es prácticamente imposible (hasta que se demuestre lo contrario).

Debido a su estructura el bakuchiol no puede unirse al receptor de ácido retinoico ya que no establece las uniones necesarias para que la proteina adquiera una configuración activa.
Para echarse las manos a la cabeza, pero por lo menos representa de una forma visual, el por qué el bakuchiol no se une a los receptores de ácido retinoico.

¿ENTONCES POR QUÉ SE DICE QUE ES LA ALTERNATIVA NATURAL A LOS RETINOIDES?

Pues bien, aunque no se una a los receptores del ácido retinoico tenían que venderlo. Y pensaron, si los retinoides estimulan la expresión de cierto tipos de genes, vamos a comparar los genes que estimulan los retinoides con los que estimula el bakuchiol, y además ver si otros efectos de los retinoides están también presentes. Los efectos del Bakuchiol, la mayoría de ellos demostrados en el laboratorio (no en personas) son:

-Antioxidante: Los retinoides funcionan como antioxidantes al inhibir la peroxidación de los lípidos además de estimular la producción de enzimas antioxidantes a unos niveles similares a los del retinol.

-Inhibe la degradación de colágeno; al igual que el retinol, inhibe a las Metaloperras esas enzimas capullas que degradan el reporpollamiento de nuestra piel. Aunque a algunas de ellas las inhibe con más salero que el retinol.

-Estimula la síntesis de colágeno, y de aquoporinas (canales transportadores de agua que regulan la hidratación de la piel) al igual que el retinol.

-Tiene acción antiinflamatoria moderada en la vía del ácido araquidónico algo que puede ser interesante para evitar la hiperpigmentación postinflamatoria. VAYA COMO LOS RETINOIDES.

-Puede ser útil en el caso de acné ya que es capaz de reducir la 5 alfa reductasa, enzima que transforma la testosterona libre en dihidrotestosterona (DHT). Está relacionada con la producción de sebo y la inflamación en el acné, y que por cierto es la culpable de la Alopecia Androgenética, no sé como todavía no han sacado ningún capilar con bakuchiol MIEDO. Además reduce el crecimiento de P. Acnés, bacteria relacionada con el acné.

-Mi pregunta es si la forma activa del retinol es el ácido retinoico, y por ejemplo para evaluar la eficacia de un despigmentante, se usa la hidroquinona como activo de referencia, por qué no se han hecho todos los estudios comparándolo con el ácido retinoico en vez de con el retinol.

BAKUCHIOL ¿SI o NO?

El Bakuchiol promete, pero le falta todavía bastante fondo y más ensayos in vivo. En mi opinión es un activo interesante para aquellas pieles con arruguillas o algún que otro grano, que no toleran los retinoides o simplemente no quieren usarlos y buscan un producto para echarse mañana y noche y les sirva como antioxidante y reporpollante.

Eso si hay que dejar claro que aquí los de marketing lo han hecho estupendamente. Han puesto de moda un activo comparable a otros tantos y que gracias al BOOM venden a pelo de conejo. Para que os hagáis una idea, 500 gramos de Bakuchiol cuesta alrededor de 10.000€ y tiene que usarse a concentraciones entre el 0.5 y 1%. Haciendo la cuenta de la vieja, en un serum de 30mL, si tenemos que añadir la concentración más baja de Bakuchiol nos sale por 3€ la broma sin tener el cuenta el resto de los ingredientes, el envase, el packaging y todo lo que hay detrás.

PRODUCTOS CON BAKUCHIOL.

Contorno de Ojos Cellage Prodermis Cantabria Labs

Sèbium Global Bioderma para pieles con imperfecciones

Flavo-C Melatonin Ampollas Isdin

The Inkey List Bakuchiol Crema

Serum Perfeccionador 1% Bakuchiol Vera and the Birds

ANTIOXIDANTES, RADIACIÓN ULTRAVIOLETA Y ENVEJECIMIENTO

De como la radiación solar provoca envejecimiento en tu piel y la manera en la que tu cuerpo se defiende mediante sustancias con acción antioxidante.

Como los antioxidantes pueden prevenir el daño de la radiación solar en tu piel
El envejecimiento churruscativo

FOTOENVEJECIMIENTO y ENVEJECIMIENTO CRONOLÓGICO

Existen dos tipos de envejecimiento de la piel bien diferenciados. Uno es el envejecimiento por el paso del tiempo que depende de nuestra predisposición individual, el cual podemos prevenir malamente, y el fotoenvejecimiento o envejecimiento producido por la exposición solar, que es en el que nos vamos a centrar y el que tienen un mayor peso en el aspecto de nuestra piel, pudiendo prevenirse perfectamente.

EL ASTRO REY Y SUS SECUACES

El sol es el principal causante del fotoenvejecimiento de nuestra pie, de forma aproximada podemos decir que el sol emite alrededor de un 39% de luz visible, 54% infrarrojos y 7% de UV. Existen 3 tipos de radiación UV, su poder de penetración en nuestra piel está relacionado de forma inversa con la energía de la misma, es decir cuanta menor energía mayor poder de penetración:

  • UVC (100-290nm): radiación ultravioleta C, esta es absorbida casi en su totalidad por nuestra amada capa de ozono y menos mal que es así, ya que imaginaros la energía que tiene que se usa para desinfectar. Ahora ya se ven menos, pero si en los 90 habéis ido a alguna peluquería recordaréis unas pequeñas cajitas que tenían l@s peluquer@s con una tapa oscura en la que metía tijeras y peines, pues esas cajas en su interior tiene una lámpara de UVC, también podéis fijaros en la parte de atrás de las máquinas de zumo de naranja del mercadona.
  • UVB (290-320nm): la más conocida, es la causante del eritema solar (cuando se nos pone roja la piel al exponernos al sol) y quemaduras solares. Este tipo de radiación penetra en las capas superficiales llegando hasta la Epidermis. La radiación ultravioleta B produce un daño directo en el ADN de las células mientras que la radiación ultravioleta A lo causa de forma indirecta debido a la generación de radicales libres que afectarán a todas las estructuras celulares. La generación de radicales libres no solo afectará a las estructuras celulares, también trastocará las vías por las que las células ejercen sus funciones de mantenimiento.
  • UVA (320-400nm): la menos temida, y la que nos pone morenazos, pero este tipo de radiación es la más capulla ya que penetra hasta las capas intermedias como la dermis y si tenemos en cuenta que el 95% de la radiación que nos impacta es UVA tengamos ojito cuidado, además es tan maja que atraviesa hasta los cristales y es emitida por distintos tipos de bombillas que tenemos en casa. Los radicales libres producidos por la radiación ultravioleta A causa la activación de la Metaloproteinasas 1,2,3, lo que se traduce en una destrucción del caolágeno y la elastina que tenemos en la dermis y nos da el reporpolle a la piel, e indirectamente inhibe la síntesis de colágeno. TODO UN DRAMA.

Además la radiación ultravioleta provoca que tus queratinocitos y fibroblastos saquen a la superficie receptores que no nos convienen.

Como los distintos tipos de radiación penetran en las distintas capas de tu piel dando lugar a el agotamiento de los antioxidantes
Penetración a las distintas capas de la piel de la radiación solar.

LA IRA NUNCA FUE BUENA.

Nuestro querido y olvidado infrarrojo, que ocupa un gran porcentaje en la cantidad de la radiación emitida por el sol. Debido a su bajo poder energético siempre se la ha tratado como a una tonta, pero resulta que es una de las grandes causantes de los famosos radicales libres en nuestra piel. En concreto, la radiación infrarroja A (IRA) puede llegar a penetrar más allá de la dermis, provocando radicales libres, activando los Metaloperras encargadas de la degradación del colágeno.

TU PIEL TIENE SUS DEFENSAS.

Y es que tu cuerpo aunque pienses que es una máquina tonta tiene sus propios mecanismos de defensa, más de los que nos pensamos y complejos, ríete tu de montar un mueble de IKEA.

  • Reparación del daño en el ADN, está formado por 4 tipos diferente de nucleotidos, estos nucleotidos contienen en su estructura grupos fosfato, un azúcar y una base nitrogenada. La reparación de este daño se realiza por dos encimas una que elimina el nucleotido entero (llamada NER) en su mayor parte por el daño causado por el UVB, y otra que elimina la base nitrogenada (llamada BER) que repara el daño producido por los radicales libres de la radiación ultravioleta.
  • Enzimas antioxidantes como la famosa Superóxido Dismutasa y la Glutation peroxidasa. Estas se activan debido a la genración de radicales libres por acción de la radiación.
  • Antioxidantes como el ácido úrico, las vitamina C, E, el glutation (lo que te cargas cuando te pasas con el paracetamol), ubiquinol (la forma reducida de la CoQ10)

Tras la exposición a la radiación UV la DESTRUCCIÓN de COLÁGENO comienza a los 15 MINUTOS y se mantiene pasadas las 24 HORAS.

ANTIOXIDANTES TÓPICOS.

Con ellos vamos a conseguir paliar la escabechina que los radicales libres y la radiación solar va a producir en nuestra piel. Tienen nombres mil pero vamos a centrarnos en los de casi siempre:

  • Vitamina C, es decir ácido ascórbico y sus derivados como el sodium ascorbyl phosphate, magnesium ascorbyl phosphate, ascorbyl palmitate, ascorbyl tetraisopalmitate y ascorbyl glucoside. Además incrementan la producción de colágeno, tienen acción despigmentante y propiedades antiinflamatorias. Sería el de preferencia para pieles que presentan hiperpigmentaciones y necesitan reporpollar.
  • Vitamina E, un antioxidante liposoluble que además sabemos que se lleva genial con la Vitamina C y entre ellas se ayudan y regeneran.
  • Vitamina A y sus derivados, es decir los famosos RETINOIDES REPORPOLLANTES, además tienen acción antioxidante, previenen el fotoenvejecimiento ya que estimulan la síntesis de colágeno, fomentan la reorganización de las fibras de la matriz extracelular de la dermis. Ya que algunos retinoides pueden producir irritación lo ideal es no llegar a ello, como siempre decimos empezando por concentraciones bajas y espaciando su uso.
  • Bakuchiol, lo que llaman la famosa alternativa natural al retinol presenta cierta actividad frente a la peroxidación lipídica, es decir que los radicales libres se carguen las membranas celulares. Este sería una opción para pieles que quieres un todo en uno y no quieren saber nada de retinoides.
  • Ubiquinona o CoQ10, fundamental para evitar el daño producido por los radicales que se generan por la propia respiración celular de nuestras mitocondrias (es una forma de hablar la piel no respira). Además inhibe la producción de Metaloperras por parte de los fibroblastos cuando son expuestos a la radiación, y por otro lado aumenta los niveles de Superóxido Dismutasa.
  • Té verde y cafeína: debido al contenido en polifenoles del té verde, previenen del daño producido por la radiación solar. Mi favorito para pieles normales que no presentan mayor preocupación, e incluso si presentan rojeces.
  • Resveratrol: otra opción pero a evitar por pacientes con rosácea, acné o rojeces.
  • Niacinamida: como antioxidante puede disminuir el daño y la inmunosupresión producida por UVR, mi preferido para pieles mixtas si se acompaña de Zinc.
  • Genisteína: isoflavona proveniente de la soja que previene el daño producido por UVR. Puede ser de ayuda para pieles maduras.

Se ha visto que la disminución de los Antioxidantes presentes en nuestra piel se produce con más intensidad en la epidermis, es decir la capa más superficial, es por ello que es recomendable incluir en nuestra rutina una mezcla de antioxidantes de forma tópica, ya que añadiendo varios se potencian sus efectos.

Usa protector solar y no te compliques, elige el cosmético con una combinación de antioxidantes que presente la textura que más te guste y se adecue mejor a tu bolsillo.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén