No hay cosa que más me guste a mi que empezar la casa por el tejado y es que la pereza es pecado, y yo soy pecador. Debería haber comenzado a explicaros los distintos tipos de ceramidas, su composición, estructura y demás, pero soy humano y no me apetece nada ponerme a hacer dibujos de estructuras químicas con un programa que me odia más que lo que yo odio a la pizza con piña.

Leer más